Intentaron Violarla Y Gracias Al Kickboxing Ryoku Lo Evito

Sus empleados le pidieron que bailara Pero nunca imaginaron que lo haria de esta manera

Una mujer de Seattle Washington ha quedado golpeada, ensangrentada y magullada después de que ella fue atacada mientras corría en su parque local.

My biggest running nightmare became reality- 4 miles into my long run Sunday afternoon, I stopped to use the restroom and was assaulted by a man hiding in a stall (that is my GPS in red lines). I fought for my life screaming(“Not today, M**F**er!”), clawing his face, punching back, and desperately trying to escape his grip- never giving up. I was able to lock him in the bathroom until police arrived. Thankfully I just took a self-defense class offered at my work and used all of it. My face is stitched, my body is bruised, but my spirit is intact. #NTMF #fightingchanceseattle #ballard #runnersafety #marathontraining #womensselfdefense #myballard #fightlikeagirl #fightback #nottodaymotherfucker #youcantbreakme #instarunners #garmin #garminvivosmarthr

A post shared by Kelly Herron NTMF 💪🏼🏃🏻‍♀️ (@run_kiwi_run) on

RELATED

Kelly Herron, quien fue a correr 15 kilómetros en el parque “Golden Gardens Park”, se encontró en una situación “pesadilla” cuando se detuvo para ir al baño.
“Como yo estaba secando mis manos me di cuenta de que algo estaba mal,” dijo Herron a la cadena ABC América.

Cuando la Señora Herron se dio la vuelta, ella dijo que vio a un hombre de pie en el cuarto de baño. Fue entonces, según la policía local, que el hombre la atacó.
“De inmediato me llevó hasta el suelo, golpeándome ambas rodillas y piernas, y luego fue una pelea en el piso del baño,” dijo.
“Yo seguía gritando, ‘no hoy hijo de ****”, mientras que luchaba con el hombre de 40 años de edad, con tácticas de autodefensa algo que había aprendido tan sólo unas semanas antes en una clase ofrecida por su trabajo en la escuela de artes marciales “Fighting Chance Seattle“.

Herron explicó que ella gritó varias veces la misma frase contra él, mientras que la lucha contra él fuera como un “grito de guerra”.  Afortunadamente, a sus 36 años de edad, fue capaz de escapar de su agresor y huyó a un cubículo vacío en un intento de sobrevivencia. Ella lo aruño, pelio, grito y sentía que casi perdía el conocimiento hasta que por fin pudo salir del baño.

Luego de arañarle el rostro y reducir al criminal a golpes, alguien que pasaba fuera del baño se acercó a ver qué pasaba y juntos lo encerraron en uno de los cubículos.


Yo le estaba gritando a él … haciendo ruidos y tratando de demostrarle que no tenía miedo pero dentro de mi TENÍA miedo, le deje saber que no me iba a tumbar al piso. El no iba a ganar esa lucha.  Este era el único pensamiento que me fue motivando … No podía ser violada por este individuo en este lugar.”

Puso este mensaje de su Instagram y Señora Herron ha recibido más de 15.000 Likes y mas de mas de 1000 comentarios, espera animar a otras mujeres a que se habiliten con el mismo entrenamiento y conocimiento que ella adquirió en esa clase de defensa propia.

Mi rostro tiene suturas, mi cuerpo está lastimado, pero mi espíritu está intacto.”

El violador Gary Steiner se encuentra recluido en la cárcel por $ US 750,000 fianza, y de acuerdo con el expediente judicial enfrenta cargos de intento de violación y asalto en segundo grado.  Gary Steiner había sido detenido en Arizona por delitos sexuales en sus antecedentes

 

Leave a Reply